domingo, 18 de diciembre de 2011

De pronto sentí como toda esa libertad me estremecía...y recordé.

     Mi padre me enseñó que en el ajedrez un rey se vuelve débil sin su reina, como la Torre Eiffel y París, y yo no era nadie sin estar a su lado.


"Y un día me besaste. El tiempo pasaba, el tiempo volaba, y todo parecía tan fácil, tan sencillo, tan libre, tan nuevo y tan único..."

sábado, 29 de octubre de 2011

'Vuelen juntos, pero jamás atados.'

 

      Alguien que me preste su chaqueta en los días más fríos de invierno y esté dispuesto a perderse conmigo en las playas más paradisíacas del mundo. Alguien que me despierte con miles de besos en la mejilla y un “buenos días princesa” susurrado al oído. Alguien que me de atardeceres mágicos y largas noches de pasión, que disfrace mis días malos, y viva mis sonrisas. Que me saque la lengua cuando me enfado y que me haga enmudecer con un simple beso.
      Alguien que no pueda seguir su camino sin sostener mi mano y que no le guste verme llorar. Que no tenga reparo en pasarse una noche entera mirándome y que cuando mire a otra me guiñe un ojo y se ría de mis celos de acero. Alguien que no de por hecho que siempre voy a estar ahí, pero que tampoco lo dude. Que me mire, y le mire y se nos agite el corazón. Alguien que esté enamorado de mí y me lo recuerde todos los días y alguien que esté totalmente seguro de que desea pasar el resto de su vida a mi lado.
      Un amor clandestino, con códigos secretos y regalos que sólo podamos entender nosotros. Un amor que atraviese la carne y haga que mi corazón de un vuelco cuando sienta su respiración en mi cuello… Un amor… que sea el amor de mi vida. Una historia de amor con la que sueñe todo el mundo.

viernes, 28 de octubre de 2011

Y se volvió a enamorar...


      París, ciudad de las luces y eterna capital del amor. Villa de los enamorados, de parejas entrelazando sus dedos, enhebrando los hilos de su pasión mediante manos cálidas y suaves. Sonrisas llenas de  alegría, júbilo inmenso, felicidad en estado puro…
      Felicidad… ¿alguien podría recordarme qué es la felicidad?, o… ¿dónde se ha metido estos últimos meses? Hace mucho que no la veo por aquí… miradas perdidas, sonrisas congeladas, por más que me esfuerzo no consigo recordar su olor, pero la observo, la veo allí, ardiente y mágica, cómo la última vez que la vi.
      Y la sigo amando como aquella tarde en la que me enamoré de ella. Y evoco París, y su textura, su aire fresco, sus calles del romanticismo, y ella a su lado, con sus fotografías y su pelo ondeando con la brisa parisina… El tiempo marchita las sonrisas, y yo me marchito con él. Soy como un vejestorio dentro de un jovenzuelo… cansado de ver llover, de la primavera, de los cambios… cansado del dolor y la soledad… cansado de los malditos recuerdos en los que sólo ves una vida previa más feliz…

miércoles, 12 de octubre de 2011

Aprendí que hay cosas que es mejor perder.

     Y tardas tiempo en aceptarlo, días, meses, quizás años... pero al final te acabas dando cuenta de que es verdad, que ya no la tienes, una realidad. Se crea en tu corazón un pozo sin fondo. Ya no sonríes, ya no encuentras esa estabilidad que tanto despreciaste. Se acabó, y ahora no hay vuelta atrás. Lo que pensabas que nunca iba a ocurrir, ocurrió. 
    ¿Y ahora qué? No puedes hacer otra cosa que seguir con tu vida como ella lo hace, porque esta vez se que no le valen mis arrepentimientos. Por que esta vez se que no tengo excusas. Por que esta vez la he perdido para siempre.

sábado, 10 de septiembre de 2011

Hay veces en que la vida te pide un cambio, una transición, como las estaciones.

  

   Y de repente me hallo recostada en la mecedora, observando caer las gotas de lluvia. Pienso en lo fácil que le resulta a una gota de agua desaparecer de este mundo, en lo corta que es su vida. Tan pronto como se convierte en esa partícula redondeada desprendida de una nube, pasa a ser ciénaga… Contemplo el cielo, quizá en este mismo instante alguien, en la otra punta de la Tierra, esté viendo lo mismo que yo. Quizá alguien esté sintiendo lo mismo que yo, como vuelan los años, la vida, lo minúsculos e insignificantes que podemos llegar a ser.
     Pero tal vez esa persona no entienda que día a día luchamos por cambiar este mundo. Hacemos cosas por las personas, creamos sonrisas, engendramos alegría. Y todo por una ínfima mirada, capaz de darnos la suficiente fuerza como para no rendirnos.
     Aquella mirada que desde hace tanto tiempo me ayuda y que logra que por mi cara no rueden esas inocuas lágrimas. Todas esas que ahora, convertidas en gotas de lluvia, contemplo deslizarse a través del cristal. 
     Miro al cielo, quizá en este mismo instante él esté sintiendo lo mismo que yo.

"El verdadero amor supone siempre la renuncia a la propia comodidad personal." Leon Tolstoi

miércoles, 6 de julio de 2011

Tú me enseñaste todo aquello que no se debe olvidar.


- Para una anciana el amor es estar la víspera de Navidad rodeada de todos sus seres queridos. Para un padre el amor es ver la sonrisa de su hija mientras juntos van camino del altar. Para un niño el amor es sentir como su madre se acerca para recogerlo después de haberse caído. Para un vagabundo el amor es poder dormir y cenar caliente una noche. Para un cantante el amor es ver botar a todos sus fans en Las Ventas. Para un perro el amor es apreciar las caricias de su ama mientras le cepilla su pelo. Para ella el amor era vivir. Simplemente amaba la vida. Era tan fantástica que cualquier hombre desearía estar en el infierno en vez de en el cielo con tal de pasar un segundo más a su lado.
- ¿Era?
- Así es menos sencillo recordar el dolor de no tenerla junto a mí.
- James, ¡déjalo ya!
- No sé porque me he derrumbado. Estaba tan orgulloso de cómo he conseguido llevar esta interminable agonía. Pero al verla me he puesto a pensar. ¿Qué hubiera pasado si aquella tarde la hubiera besado? ¿Si hubiera ido con ella a celebrar la navidad, como me pidió? Ella no hubiera llamado, y todo habría sido más fácil. ¡Vamos, pensar en eso le haría perder la cabeza a cualquiera!
La amabas…
- ¡Era una mujer extraordinaria! ¡Hacia que todo su alrededor viera el mundo con otros ojos! Y ahora va camino de París. Quién sabe si volverá. Y yo no tuve el valor suficiente para despedirla. Jamás la olvidaré.
- James, ¡vete a buscarla! Yo encontré a Paul hace mucho tiempo, y me aferré a él con uñas y dientes. Ese es el secreto de la vida. Lograr lo que quieres y cuidarlo. Si la conseguiste una vez, ¿por qué no dos? “El que tuvo retuvo”, decía el abuelo, ¿recuerdas?, lo llamaba idealismo. Si no coges ese avión, nunca sabrás si pudo ser algo más…

"Si no subes a ese avión, te arrepentirás. Quizá hoy no, quizá mañana tampoco, pero pronto y para el resto de tu vida." (Casablanca)

No te logré olvidar, ni lo intenté quizás.


- Sí, ya sabes, Londres: tazas de té, pastas, lluvia, aristocracia, decenas de culturas mezcladas bajo la misma niebla. Pasear por sus calles al compás de “yesterday” y sentirte capaz de estar en dos lugares a la vez. Imagínanos allí, juntos, como dos hormiguitas debajo del Big Ben...

Esas fueron las últimas palabras que salieron de su boca exclusivamente para mí. ¡Pero ahora qué más da! París, Venecia, Nueva York… ella no está a mi lado y eso es lo único que importa. No sé lo que se suele decir o hacer en estas situaciones, siempre las he intentado evitar. Supongo que lo más evidente y sencillo sería afirmar que la echo de menos, que sigo pensando en ella día tras día, y que la quiero. Espero no parecerle un desequilibrado mental, pero los últimos meses de su vida junto a mí fueron los mejores de la mía. Me cambió la vida, y ella lo supo antes que yo. Y estoy infinitamente orgulloso de que para ella valiera la pena conocerme. Ambos nos proporcionamos felicidad. Y sí algún día descansa en paz, seguiré visitándola a escondidas como llevo haciendo desde que la dejé ir. Porque puedo pasarme toda una vida observándola sí así ella es feliz.
 
 "Los momentos vividos juntos se perderan como las lágrimas en la lluvia" (Blade Runner)

lunes, 30 de mayo de 2011

Escucha y responde.

                                                                                                              Ares, 14 de Mayo del 2011

Y sintió como el amor la sujetaba por la garganta. Como estando a un simple abrazo de distancia, presentía que se encontraba tan distante como la Luna. Creía que estaba segura de lo que quería, pero lo único que sabía con verdadera certeza era que en ese momento se sentía realmente feliz, observando la claridad de sus ojos alumbrados por Luna llena, escuchando el ligero susurrar de la brisa marina acompasado con su ronroneo y sintiendo como las olas acariciaban sus pies al igual que minutos antes él la había acariciado a ella. Y le daría igual vivir mil millones de momentos más como ese, o sólo uno, porque allí mismo, en ese instante, lo tenía junto a ella, y eso era lo único que importaba.

"En un beso, sabrás todo lo que he callado." (Pablo Neruda)

miércoles, 25 de mayo de 2011

Ninguna metáfora describe con justicia el hecho de hacer el amor con una mujer.


        Lo sé todo sobre ti. Sé que tienes una voz dulce como la miel y unas lágrimas saladas como el mar. Una sonrisa tan preciosa como la blancura de la nieve virgen y unos ojos que poseen la transparencia de una playa cristalina. Sé que cuando encuentras una pestaña la recoges, la pones delante de su nariz y cruzas los dedos de ambas manos mientras le susurras al oído ‘pide un deseo’. Sé que el azul del cielo jamás ha sido tan intenso desde que ella está a tu lado y que eres incapaz de describir lo que sientes cuando hacéis el amor. Sé que no te gusta dormir solo y que además no entras en la cama de la persona que te ofrece compañía. Conozco además tu ambición hacia el mundo del motor y los deportes y como no, tu afición autodidacta. Sé que nunca te has sentido tan a gusto y protegido como a su lado. Sé que no te gusta esta situación, tu aquí, ella allí, que hay días que te duele, que no lo soportas, pero sabes que es necesario para que todos vuestros castillos no se desplomen como se derrumbaron las Torres Gemelas. 
      Sé que eres capaz de darle todo a una persona, y quitárselo todo a otra. Sé que todos los fines de semana dejas una vela encendida porque cuando cierras los ojos tienes miedo de no despertar a su lado. Pero hay algo más importante, sé que todos los días, todos y cada uno de ellos, le ruegas a alguien de quién dudas su existencia para que llegue el viernes y poder volver a rozar sus labios o apreciar una caricia suya. Sé que la quieres más que a nada en este mundo y entiendo que consideres un privilegio el envejecer a su lado, ya que es la única persona que ha conseguido conocerte íntegramente y aceptarte totalmente.

'Los pensamientos no dichos son pensamientos que pesan, que se incrustan, que entorpecen y quitan sitio a los nuevos. Seras un vertedero de pensamientos si no hablas de ellos.' (Cartas a Dios)

lunes, 16 de mayo de 2011

No te ibas a enamorar allí, lo prometiste... 'Alex'

                                                                                                 Ares, 14 de Mayo del 2011

 - Me explico. Después de todo lo que he hablado hoy con ella me viene una imagen a la cabeza, un momento. El viernes me presentaría a la puerta de sus clases de baile, sin haberle dicho nada, simplemente para ver su sonrisa de sorpresa. Entonces me imagino allí, a la puerta, diluviando y yo empapado. Sólo a la puerta, esperando allí bajo cualquier circunstancia a que ella diera el paso y sus labios me devolvieran la vida...
  
        Las cosas importantes siempre pasan así, de golpe, sin que nadie se las espere, sin ni siquiera darnos el tiempo necesario para recapacitar, o para mejorar. Así que guardaré como reliquias todos sus recuerdos, y como le dije a ella ese día, no podré ser el padre de sus hijos, pero si seré el padrino.

"¿No cree que se pueda morir de amor?" (A nuestros amores)

jueves, 12 de mayo de 2011

¿Jugamos a ser valientes?

                                                Pantano de Bárcena, Ponferrada, 24 de Marzo del 2011            

            Quiere continuar escribiendo, y tal vez algún día estudie periodismo o publique un libro. Pero hasta entonces deberemos conformarnos con esas pequeñas historias que nos cuenta sobre su vida, sobre su soledad, sobre todas esas sensaciones que la abordan tantas veces y que con tanta sencillez es capaz de transmitirnos.
           Y es que algún día se enlazará otra vez con su verdadero camino, y estará mejor, todos lo saben. Siempre consigue levantarse, por muy hondo que caiga. Nos sorprenderá a todos una vez más. Dejará lo malo atrás y hará y seguirá haciendo lo mejor para su vida.

¿Sabe qué? Evadirse es una cosa, pero lo más duro es ser libre. (Cruzando el límite)

miércoles, 11 de mayo de 2011

Hasta siempre, adiós mi corazón.


             Sentada frente a una taza de chocolate caliente, y después de varios minutos vagabundeando por mis recuerdos, alcé la vista y observé caer lentamente los copos de nieve en la acera. Cómo si no estubieran regidos por la gravedad, como si se sintieran libres de una fuerte atadura, en paz.
            Suspiré, y mientras continuaba jugando con el espeso cacao, dirigí mi mirada hacia la venta izquierda, encontrándote allí para mi sorpresa. Eras tú sí, en el otro lado de la calle. No tardé más que una milésima de segundo en reconocerte. Creo que soy el único ser humano capaz de divisar tu figura a esa velocidad.
            Incliné mi rostro hacia la derecha, dejando caer algunos mechones de pelo sobre mis ojos, impidiendo así cualquier posibilidad de visión.
             Un segundo, no tuve valor suficiente más que para mirarte durante un segundo. Una vez más actué cobardemente, al igual que llevo haciendo desde hace unos cuantos meses. Volví a mirar para otro lado, cerrando los ojos y olvidando todo aquello que ví y no debería haber visto. Seguí con mi lema “ojos que no ven…”
            Y de repente sentí un pinchazo en el corazón. Supe que no podía seguir así, que era inhumano pasarse una vida entera haciendo la vista gorda. Saqué un billete de mi bolsillo y lo dejé al lado de la taza de chocolate mientras salía a zancadas del bar. Aceleré el paso, doblé la esquina y una pequeña ráfaga de viento empujó mi cabello hacia atrás. Me llené de valor y grité tu nombre. Golpe de la realidad. Como si se hubiera parado el tiempo. 
             Diste un último paso y te quedaste inmóvil por unos segundos. Reconociste mi voz. Finalmente tu mirada se encontró con la mía. Intenté andar, utilicé todas mis fuerzas para pronunciar alguna palabra. Pero toda lucha fue inútil. No hice nada, absolutamente nada. Cuando conseguí alzar mi cabeza observé una mueca, una sonrisa irónica, mientras te girabas y continuabas tu camino.

"Le estaba diciendo a Jack que todas las oportunidades tienen fecha de caducidad." (Burlesque)

martes, 3 de mayo de 2011

El norteamericano es un nómada en religión, en ideas y en moral.

Texto 'La Cabeza' de Juan José Millás

http://www.iesjovellanos.com/archivos/ANO_2005.1289020434.pdf

             Es conocido por todos que Norteamérica, Estados Unidos, es un país adaptable, tanto a nivel social como político. Y así ha conseguido ser la primera potencia mundial, formándose maleablemente, evitando conflictos entre inmigrantes, culturas, religiones, ideas, costumbres… y creando un inmejorable enlace entre toda la población.
             Las empresas norteamericanas, una vez más, nos muestran su agudeza de ingenio en un instrumento técnico que censura las películas, y que gracias a éste, también se podrá autocensurar series o programas televisivos.
             Es una herramienta de dudosa utilización, que puede usarse para lo que fue imaginado en un principio, o de forma totalmente contraria, cosa que derrumbaría íntegramente la cumbre moral y social que ha alcanzado Estado Unidos. Gracias a los estudios y aprendizajes morales aplicados desde la infancia, y que los políticos recomiendan seguir a lo largo de la evolución como persona para lograr ser un buen ciudadano norteamericano, se consigue crear un país sobresaliente ante los demás, y que considera a los demás estados inferiores económica y políticamente. Es una nación que reclama una predeterminada ética, que es la que ha conseguido dentro de tanta pluralidad, esa especial armonía entre tantas culturas y costumbres.
            No cabe duda que ese DVD, dentro de todos los comentarios de prensa y pueblo, es un artículo útil que viene dado por las necesidades que se nos muestran en nuestra sociedad consumista, aunque sea de dudosa utilidad para el control de la moral y la ética de las personas. Y evidencia a su vez el poder ejercido por el Estado Norteamericano sobre la mentalidad y opinión de los ciudadanos estadounidenses, dejándole libre elección al consumidor, y dando lecciones de conducta moral y de derechos humanos a muchas otras naciones que, merecidamente, no pueden compararse ni una pizca, a los Estados Unidos de América.

"La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas." (Karl Marx)

miércoles, 30 de marzo de 2011

Aquí el que no corre, vuela, y el que más corre, menos vuela.

     Arturo Pérez-Reverte nos cuenta en el artículo "No cabe un tonto más", su reflexión sobre la historia de un alumno musulmán que denunció a un profesor por "maltrato psicológico" dentro de un contexto de racismo y xenofobia. Cuando lo ojeé en el periódico creí que el artículo iba con sarcasmo. Pero no. Mientras lo leía más detenidamente me asombré al ver por que camino estaba yendo nuestro país, hasta que repasé la parte final del texto, ¡una persona con sentido común!, pensé. Porque ahora resultará que hablar de jamones y cerdos es un acto xenófobo y racista… Menos mal que la jueza supo tomar cartas en el asunto y concluyó haciendo lo que nadie se atrevió a hacer, archivando la denuncia.
     Creo que el ministro australiano tiene toda la razón del mundo, si tú vienes a mi país, tú tienes que adaptarte a mis costumbres; no es mi país quién tiene que adaptarse a tus costumbres. Son sus costumbres y debemos respetarlas, al igual que ellos deben respetar las nuestras.
     Considero la denuncia totalmente absurda. España es un país aconfesional, es decir, la religión que se la lleve cada uno a su casa. El jamón en España es algo típico, podría decirse casi costumbre en las casas españolas. Su costumbre es no comer jamón, nadie está obligando a nadie a comer nada. Si al chico le molesta la clase, que se salga fuera, o que simplemente se aguante y tenga un poco de tolerancia. Porque parece que hoy en día los inmigrantes creen que se les practica la xenofobia o el racismo a cualquier cosa que se les haga, sin darse cuenta de que son ellos los incapaces de adaptarse a alguna cultura.
     El padre de la criatura declaró que decidió denunciar porque el profesor estaba incitando a su hijo a comer jamón. Bien, imaginemos un maestro de quinto de primaria. Cuando tenga que dar el tema de reproducción humana, ¿qué hace? Según este padre, no debería darla por incitar a niños de unos once años al sexo. Entonces tendríamos el caso de un profesor que forma analfabetos.
     Pero sinceramente pienso que este tema no trata de costumbres, sino de religiones. En este caso, al chaval le han enseñado que el cerdo es un animal impuro. Que incluso hablar de él es un tema vetado. Imagino que es como si a un cristiano profundamente religioso le hablan en clase de homosexualidad o aborto, sin tapujos... No solo le agravia, sino que le enoja.  costumbres, sino de religiones.  jamos incapaces de adaptarse a alguna cultura.
     Ya no se trata de tradiciones. Para dicha persona, se están atropellando los principios que fundó el mismo Dios del universo. Se están desvalorando las órdenes de aquel que nos entregó la vida y todo lo que somos y sabemos. Pedirle que cambie sus hábitos sería, por ejemplo, pedirle que deje de comer con la mano derecha. O hacerle entender que en España no se ve lógico degollar corderos en el patio de nuestra casa, ya que los berridos fastidian a los vecinos.
     Pero en asuntos como el pañuelo de las mujeres o la carne de cerdo, hay que ver más allá. Para los que realmente lo aceptan, y creen en un Dios que les contempla y les sentencia, el criterio de las personas e incluso la constitución son menos importantes que la ley y justicia divinas.
     Creo que Arturo Pérez-Reverte se equivoca. Aquí tontos todavía caben unos cuantos, y más al ritmo que los listos se están marchando.
     Y para finalizar, dejo una frase de Sir Francis Drake, que le vendría bien leer a esas personas que se pasan el día en la comisaría: “Todo gran cometido debe tener un principio, pero es en la continuidad hasta el final, hasta que se ha acabado totalmente, donde está la verdadera gloria.”

lunes, 28 de marzo de 2011

Exquisito equilibrio entre lo absurdo y lo lamentable.

     Senado, órgano constitucional que representa al pueblo español, español. ¿Será posible que haya miembros de este órgano que no sepan hablar la lengua castellana? La respuesta es muy simple, no.
     El Senado de España quiso ser la cámara plurilingüe y se ha convertido en la cámara de los pinganillos, gastándose 12.000 euros en cada reunión entre auriculares y traductores. Todavía no nos es posible entender el por qué de la actitud de estos individuos, tratando de demostrar que no conocen la lengua oficial de su país, y siendo capaces de practicarla sin ningún tipo de problema, y sin pinganillo, cuando están tomándose un vermut junto a sus compañeros. Esta burla al idioma español llega a tales extremos que muchos de los integrantes de la cámara presumen de “bilingüismo” cuando ni si quiera tienen los conocimientos suficientes como para dar un discurso sin tropezarse e incluso contradecirse, claro ejemplo encontramos al hablar del famoso político Iñaki Anasagasti, perteneciente al Partido Nacionalista Vasco, que escupe palabras parecidas a las componentes del diccionario euskera alardeando del manejo de ambos idiomas, y consiguiendo el título al más tonto, precisamente en dichos idiomas.
     Para colmo, si les dices que su comportamiento es una bobada se lo toman como un insulto hacia su lengua autóctona y un ataque a su nación. Parece ser que olvidan que España no es un país multilingüe como Bélgica o Suiza, ambas poseedoras de tres idiomas, sino que la lengua castellana es la lengua oficial del país, siendo todo lo demás dialectos, variedades del castellano. Quién esté interesado puede aprenderlas, pero ninguna persona puede obligar a otra a hablarla. Parece muy injusto que no puedas salir a comprar el pan en plena Barcelona, segunda ciudad más importante de España, sin que te cobren en catalán. Y es muy lamentable que esto mismo pase en Galicia, en el País Vasco, etc. Las personas deberían diferenciar entre el idioma oficial, y la lengua autóctona.
     Al igual que Ignacio Camacho, opino que hoy en día ni se sabe por qué funciona La Cámara del Senado. Los senadores parecen niños de tres años jugando, sus fronteras, sus idiomas, sus banderas, sus pequeñas patrias y sus grandes estupideces, al fin y al cabo. No predican con el ejemplo, o eso demuestran. En vez de estar insistiendo día tras día sobre la importancia de la crisis y el ahorro, deberían tomar cartas en el asunto en ellos mismos, que lo único que hacen es despilfarrar el dinero en objetos innecesarios y malgastar su tiempo en largas reuniones en dónde, o no dicen nada claro, o nunca llegan a un acuerdo.

"El poder político es simplemente el poder organizado de una clase para oprimir a otra." (Karl Marx)

miércoles, 9 de febrero de 2011

Algunos caminos solo te conducen a la tristeza aunque trates de poner lo máximo.


    Una vez oí que el primer amor nunca se olvida. No sé cuándo ni quién lo dijo, pero estoy segura de que tenía toda la razón del mundo, el primer amor es inmortal. Ya porque es la persona que más te hace sufrir, la que te hace experimentar en carne y hueso lo que es sentir esa angustia que todos hemos advertido alguna vez; ya porque es la primera persona que te hace sentir vivo, alegre, que consigue que encuentres una razón por la que vivir, una razón para levantarte cada día; o ya porque es la única persona que consigue que esas cosas que nos hacen sentir dolor, sean la razón de nuestra existencia. Esa persona, sea por lo que sea nuestro primero amor, es el sujeto que consigue abrirnos las puertas a ese extenso mundo, querer, amar. Logra que luchemos día a día por ella sin ni siquiera esperar recibir nada a cambio. La primera persona por la que nos llenamos de celos cuando notamos que podemos perderla, y por la que nos llenamos de lágrimas cuando ya la hemos perdido. Por la que adquirimos nuevas inquietudes. Con la que aprendemos mano a mano el significado del la palabra “amor”, con la que creamos un mundo, un auténtico universo únicamente hecho para los dos. Y lo más importante, es la primera y única persona que consigue qué olvidemos el cómo, el cuándo, el dónde… hace que perdamos toda noción del tiempo, solamente existe esa persona en nuestra vida. Sólo existe un nosotros, y un para siempre.
    Todo tiene un final, ¿no? Anda que no da vueltas y vueltas la vida. Pero después de todo lo que te ha dado esa persona, ¿no merece la pena seguir soñando? ¿De verdad merece la pena olvidar a la persona que te ha enseñado a amar? Merece la pena seguir hacia delante, despertándose cada mañana con una gran sonrisa, por el simple hecho de haber vivido esa historia. Merece la pena vivir, porque fue esa persona quien te enseño la vida.

"No se preocupe, yo tampoco me acordaría de mí." (American Beauty)

lunes, 7 de febrero de 2011

Porque uno y uno no siempre son dos.


-          Pero te tendría que doler lo que hace…
-          Le quiero.
-          Precisamente por eso lo digo. Si quieres a alguien necesitas tenerle a tu lado, sentir su cariño.
-          No, si quieres algo, no tiene que importarte el hecho de dejarlo libre, porque sabes que volverá. Simplemente estoy haciendo eso. Quiero que esté lejos de mí, ¿sabes para qué?
-          ¿Para qué?
-          Para que se de cuenta de que es a mí quién a quiere. Déjalo. El es feliz así, todos tenemos derecho a unas vacaciones, ¿no? Yo sé que algún día se acordará de mí y volverá. Tengo todo el tiempo del mundo para esperarle. 

"¿Creéis qué lo tiene todo planeado? ¿O va improvisando sobre la marcha?" (Piratas del caribe)

domingo, 6 de febrero de 2011

Y me obligaste a seguir hacia delante.

    
    No sé como lo planifiqué, pero ahora estoy lejos. Ni siquiera se como lo hice, pero por primera vez y después de largos meses de espera abandoné ese sitio, convencida de que yéndome cesaría el dolor. Creí que dejando aquél lugar cesaría tu búsqueda por las calles, por los parques, ¡por todos los rincones de esa maldita ciudad!
    Pero, indistintamente del punto de partida y del punto de llegada, una persona tiene que pagar por lo que hace, tanto lo malo como lo bueno. Así que, finalmente, me di cuenta de que tengo un largo camino por delante. Qué por mucho que hullas, tú pasado siempre te perseguirá. Que viviré experiencias nuevas y que reharé mi vida, pero que vaya dónde vaya, conozca a quién conozca y haga lo que haga, sé que volveré a verte, ya sea a este o al otro lado del continente. Estoy convencida de que nos volveremos a encontrar. Porque la vida a veces es perfecta, ¿sabes? Siempre te acaba compensando por todos los malos experiencias que te suceden. Pero para eso, tienes que aprender a levantarte y comenzar a andar, seguir hacia delante, porque no puedes retroceder en el tiempo y evitar tropezar con esa piedra, pero si puedes volver a coger el mismo camino y esquivarla. ¡Hay que aprender a no volver a cometer los errores que tanto daño causaron! Pero para eso hay que querer asimilar las cosas. Tampoco queda más remedio, no puedes huir de tu pasado, ya que tarde o temprano, te volverás a encontrar con él.

"Cuanto más difícil es hacer algo, mayor es la recompensa que te espera al final." (Big fish)

sábado, 5 de febrero de 2011

The same mistake again.


-          ¿Qué es para ti la esperanza?
-          Algo que se tiene, que te hace pensar que hay cosas que pueden pasar, ¿por qué?
-          No sé, del Bosque dice que la esperanza es una condición, pero yo no creo que sea del todo cierto…
-          Para mí la esperanza es un pensamiento de algo que creemos que puede pasar, nada más.
-          Entonces, ¿la esperanza implica querer algo imposible o muy improbable?
-          No, lo imposible no tiene ninguna esperanza. Lo muy improbable sí. Pero eso no tiene nada que ver con la esperanza. Se puede tener esperanza por cosas muy difíciles y por cosas muy sencillas. ¿Y tú qué opinas?
-          Yo creo que es un sentimiento, no un pensamiento ni una condición. Es sentir que algo que tú quieres que pase, puede pasar. No puede ser nada malo, ya que hablar de esperanza, acarrea consigo el hecho de confiar en algo que deseas que ocurra.

    “Mientras hay vida hay esperanza”, dice un viejo refrán. La esperanza nunca se pierde, o por lo menos yo nunca la he perdido, pero cómo saber si es necesario perderla. Si nos parásemos a pensar un poquito, nos preguntaríamos si la esperanza en sí es mala o no. Porque, ¿qué hace más daño, la espera de que pase algo bueno o padecer lo malo que ocurre cada día? Simplemente esperamos que ocurra algo agradable, beneficioso para nosotros, pero si esa espera es dolorosa, cómo saber que estamos haciendo lo correcto. Si aún en una situación muy penosa la esperanza es lo que nos ayuda a ser felices, no nos queda otro remedio que seguir ese camino, y poco a poco el tiempo será quién nos aclare las cosas, y quién decida si hemos hecho lo correcto o no.

"-Tú estás acostumbrada a ganar, y no se es un líder hasta que se ha perdido." (El núcleo)

martes, 1 de febrero de 2011

A veces en la vida hay que saber luchar, no sólo sin miedo, sino también sin esperanza.


    ¿Qué sí a mí no me dolió? ¡Pues claro que me dolió! Pero la diferencia fue que a tú mí me heriste el corazón, y que yo a tí ni te toqué, te hundiste tú sólo gracias a tu maravilloso orgullo. Por eso no puedes entender ni la mínima parte de lo que piensé. Tú sentiste una cosa que yo en mi vida sentiré, porque a diferencia de tí, yo no tengo orgullo. Lo perdí todo mientras estaba a tu lado.
    Pero que tampoco me arrepiento, ¿sabes? Pasó y pasó, y si lo hice fue porque te quería. Nunca serás capaz de entenderme porque nunca serás capaz de sentir algo tan sumamente fuerte por nadie. Alguien orgulloso no deja espacio al amor. No deja que ninguna persona se convierta en lo más improtante de su vida, porque lo más importante siempre será él.

No es necesario que le perdones hoy, pero perdónale. (Recuérdame)

domingo, 30 de enero de 2011

Solo vine para ver qué harías si te diera la oportunidad de hacer bien las cosas.


   ¡Ven conmigo, vámonos! ¡Corta las cuerdas de todo lo que te une al pasado! ¡Saca todo el daño de tu corazón, déjalo aquí y vente conmigo! Ya va siendo hora de vivir felices, ¿no crees? De conseguir un “por y para siempre” verdadero. Agarra mí mano, te prometo que no vas a tener miedo. Tú sólo sujétala fuerte, así, muy bien. Cierra los ojos y piensa con todos tus fuerzas en lo que deseas. ¿Y bien? ¿Ya estás listo?

"Era como si el viento hubiese avivado un fuego agonizante." (El demonio bajo la piel)

viernes, 28 de enero de 2011

Los recuerdos son maravillosos si no tienes que afrontar el pasado.


Yo suelo sentirme como un bicho raro, no soy capaz de pasar de una cosa a otra así, sin más. La mayoría de personas, cuando tienen una aventura o una relación larga y rompen, la olvidan. Pasan a otra cosa y olvidan como si nada hubiera pasado. Yo jamás he olvidado a alguien con quien he compartido algo, porque cada persona tiene sus cualidades propias. No se puede reemplazar a nadie, lo que se pierde se pierde. Cada vez que he acabado una relación me afecta muchísimo, jamás me recupero del todo. Por eso pongo mucho cuidado en las relaciones, porque me duelen demasiado. ¡Aunque sea un rollo de una noche! No suelo tenerlos porque echaría de menos las cualidades propias de esa persona. (Antes del atardecer)

jueves, 27 de enero de 2011

Y sin confianza no puede haber amor.


    Se acabó. Finalizó la tempestad. Ya he conseguido comprender que el pasado, pasado está. Y aunque ya no miro atrás, se que has aprendido a olvidar por siempre jamás. Yo me fui sin mirar a atrás, él se fue para no volver jamás. Y desde entonces, lo único que hago es preguntar, que estarás haciendo hoy en aquel lugar, dónde hace demasiado tiempo ya, nos comenzamos a amar. Tú sólo dime que estás bien, y yo te prometo no volver a recaer. No quiero más mentiras, más engaños, como la primera vez. Por aquí todo va bien, justo un año después. Y si la relatividad continua firme cuando no estas, entonces moderaré mi velocidad, ¿no ves que no tengo ninguna prisa por llegar a ningún lugar?
    No hay kilómetros que caminar ni minutos que contar, solo unas heridas que coser y unos recuerdos que olvidar.
    Y es que segundas partes, ni de lejos divisar.

"Se que faltaron razones, se que sobraron motivos. Contigo porque me matas, y ahora sin tí ya no vivo."

miércoles, 26 de enero de 2011

En el amor no hay reglas.


    Hola… supongo que no comprenderás el motivo de esto, pero bueno, como empezar. Sólo quería decirte, más bien explicarte, que duele mucho el hecho de que estés tan lejos de mí, pero lo acepto.
    Tengo guardadas en una caja casi todas las cosas que me regalaste mientras estabas a mi lado, incluso aquella caña de pescar que hiciste mientras estábamos tumbados en la orilla del río. ¿Recuerdas la cita en el pajariel? ¡Qué frío pasamos! Pero menudas vistas más hermosas. ¿Y las vacaciones? ¿Te acuerdas de las gaviotas? Que miedo al pasear por el puerto.
    He oído que ahora te dedicas a dibujar, supongo que se te seguirá dando igual de bien que antes. Tengo tus dibujos guardados también. Junto con las fotos, las servilletas de los restaurantes dónde cenábamos juntos, los regalos italianos, y la cajita de música, yesterday. Ayer la saqué y me puse a escucharla. Giré la pequeña manivela de metal y de repente comenzó a sonar un fino hilo de música, sol-fa-fa, la había dejado justo al principio. Me sentí bien. Por primera vez desde que no estás a mi lado sentí un gran alivio. Fue como una brisa fresca que cruzó mi mente, borrando por un instante todo el dolor acumulado. Bueno, no sé que esperaba, siempre que estoy triste y la escucho mi humor da un giro de 180º. Y esta vez no iba a ser menos. Seguí oyéndola, poniendo toda mi atención para sólo percibir esas notas. Vinieron a mi mente muchos recuerdos, y continué estando alegre, ¡no me lo creía! Había conseguido recordarte sin echarme a llorar.
    Casi sin quererlo me puse a contar las horas que me quedaban para verte, por fin lunes. Imaginé que me acercaba a ti y me dabas un abrazo, uno de esos que me abarcaban enterita, de pies a cabeza, haciendo que me sintiera la cosa más diminuta del mundo, casi pudiendo desaparecer; y a la vez, la persona más feliz del planeta Tierra, sabiendo que en ese momento sólo importábamos tú y yo. Y se acabó la música.
Mi imaginación puso los pies en la Tierra, mientras miraba hacia el mechero. Tu mechero. Lo encendí, y mientras miraba profundamente la llama, pensé, otra vez, en lo que debía hacer y en lo que debía decir para que todo volviera a ser como antes, para que te enamoraras de mí.
    Solo quería que supieras que cuando estés triste, yo lloraré contigo, y que cuando seas feliz, yo reiré contigo. Vivo para quererte y duermo para soñarte. Y que aunque pasen mil años, yo siempre te voy a esperar, siempre. Porque no hay nadie en este mundo que te pueda querer ni más ni tanto como yo, nadie. Y porque era una promesa, y aunque de momento sólo pueda realizarla al 50%, se que algún día podré volver a estar a tu lado.


"Las personas más dichosas de este planeta no lo son por tener lo mejor de todo, sino por hacer todo lo mejor posible que pueden."

martes, 25 de enero de 2011

Sin poder pronunciar palabra.


    Haber si me entiendes, cuando ya no pueda hacer nada más, cuando esté todo perdido, entonces dejaré de luchar. Pero mientras exista una posibilidad, media posibilidad entre mil millones de posibilidades de que pase, seguiré hacia delante con esto. Porque no es que tenga mil millones de posibilidades de no conseguirlo, sino que tengo una, una posibilidad, ¿cuántas más quiero? Será por personas que se han puesto metas con menos probabilidades de llegar al final que yo, y lo han conseguido.
Es imposible vencer sin arriesgar y acabar sin comenzar. Es improbable en mayor o en menor medida conseguir tus metas. Todo depende de ti, de tu nivel de diversión.

"- Tío, tienes la capacidad de joderle la vida a todos los individuos que se encuentran a tu alrededor. Enhorabuena, ese talento no abunda en muchas personas."

lunes, 24 de enero de 2011

Y presencié como se iba al traste mi boceto de color.


-          Ya cariño, pero… ¿Por qué no buscas a otro? No tiene porque ser siempre blanco o negro, también hay grises.
-          Esa no es la pregunta, sino, el por qué de no estar dispuesta a pasar página, el por qué de no querer olvidarle. Según pasan los días comprendo el hecho de que puedo superarlo, que soy lo suficientemente fuerte. Pero hay algo que me lo impide, algo que me incita a seguir luchando. Realmente no sé lo que me pasa. Siempre fuí una chica con los ideales muy claros. Y de repente ahora, todo desaparece. Quizás sean los recuerdos. En mi memoria permanecen esas conversaciones bromeándole que él era libre de hacer con su cuerpo y con sus labios lo que le viniera en gana. Parecía que no le daba importancia. Efectivamente, parece que nunca le damos importancia a los sentimientos, hasta que lastiman. Creemos muchas cosas, lo vemos todo precioso, defendemos ideales inexistentes. Y cuando las cosas ocurren de verdad, cuando un día paseas por la calle y ves a tú chico, abrazando a otra chica, o besándola… te enfrentas a la realidad, por muy dura que sea. Reflexionas sobre todo lo que habías imaginado hasta ese momento, y ves como poco a poco, todos tus proyectos sobre una vida feliz, todos tus bocetos junto a él, se desmoronan.
-          Es duro si, pero si de verdad crees en todo lo que dices, entonces pregúntate por qué opinas eso, por qué quieres seguir como siempre. Mejor dicho, por qué no estás dispuesta a cambiar.
-          Supongo que según evolucionan los días, me dio cuenta, aunque sea triste, que, por muy imperfecta que fue mi vida a su lado, fue mi vida. Y no lo dejará de ser. Lo que es no puede no ser, decía tu querido Aristóteles. Y noo estoy dispuesta a olvidar mí pasado, sin pasado no habría presente. Y si soy lo que soy ahora mismo, es gracias a mi pasado… No podéis obligarme a hacerlo. Cuando yo quiera, lo dejaré a un lado, mientras tanto, no puedo hacer más. Entonces, ¿qué me aconsejas? ¿Qué me de por vencida o qué le plante cara al asunto?
-          Supongo que la solución más objetiva es inclinarse por la resignación… pero dudo que estés dispuesta a eso.
-          Sabes que no.
-         Replantéatelo dos veces. La resignación no es equivalente a derrotado, fracasado ni cobarde. Es una forma de progresar sin oponer resistencia alguna. Es aclimatarse en un sala dónde al principio hace frío, pero con el tiempo, te adpatas a esa temperatura, hasta llegar a punto de no querer volver a la antigua sala... Dios, suena lamentable.
-          La resignación es como un velero, que nunca se contrapone al viento, sino que se deja guiar por él para llegar a su destino. ¿Suena mejor así? Al fin y al cabo, si tu destino es llegar a tierra, lo harás, quieras o no.
-          Ves, solo tienes que aceptar humildemente las circunstancias que se te presentan. El derrotado deja de luchar ¿sabes?, y da por perdida su meta. Se auto convence de que ha llegado al límite. Sin embargo el resignado deja de combatir para volver a empezar empleando otro método más seguro. Vuelve a luchar de una forma más efectiva. Uno de los mayores meritos del ser humano es tener la capacidad de adaptarse al momento que está viviendo, pudiendo además disfrutarlo una vez se encuentra cómodo. Sé feliz y olvídate del ayer, por muy importante que sea. Porque no creo que predomine más que tu presente.

"Nunca me consideré capaz de desearle lo peor a ninguna persona. Nunca me creí capaz de odiar a nadie, y menos a él."

viernes, 21 de enero de 2011

Me conformo con ser muy de cuando en cuando.


-          Él quería explicarme que en esta vida todas, absolutamente todas las personas poseen dos caras, un buena, tierna, bondadosa… y otra mala, injusta, molesta…Todas tienen un pasado, y un futuro. Pero cuando amas a alguien aceptas ambas caras, aceptas ambos períodos de tiempo. Yo lo he intentado…
-          ¿Cómo es él?
-          Él es… distinto a todos los hombres que conozco.
-          Ser distinto es bueno…
-          Lo sé, por eso le amo.

"Hay un hilo que ata cosas aparentemente lejanas." (A tres metros sobre el cielo)

miércoles, 19 de enero de 2011

¿Qué hacer con todo lo que tengo dentro? ♥

    
    Solo los tontos, o más bien ignorantes, pueden escapar de la sencilla verdad de que ahora no es sólo ahora, sino que es el triste recuerdo de que han pasado doscientas cuarenta y cuatro horas desde esa tarde, seis meses desde aquella noche, tres años desde aquél momento, y de que tarde o temprano llegará ese día, él día, que después de venir, se marchará como todos los demás días sin tí. Pero tranquila, ¡sólo tienes que pasar el maldito día! Porque compadecerse no crea ningún tipo de placer, y la resignación no me ayuda a seguir hacia delante. ¡Me niego a ponerle murallas a los sentimientos!

"Nada puedo hacer ahora que ya estás a mil kilómetros de aquí;
y, si un día tú te atreves a quererme, yo te estaré esperando aquí."

martes, 18 de enero de 2011

El silencio nos conectaba de formas que las palabras no podían.


    Voila. ¿Y esta? ¿Qué es? Es mi pequeña ventana al mundo, cada minuto es un espectáculo diferente. Quizá no lo entienda ni esté de acuerdo con ello, pero te diré algo, lo acepto y me dejo llevar. Supongo que eso es lo que hago, dejarme llevar por la corriente, el mar no rechaza a ningún río. La idea es mantenerse en un estado de salida constante, siempre llegando y ahorrando introducciones y despedidas. El viaje no requiere una explicación, sólo pasajeros. (Walking life)

lunes, 17 de enero de 2011

A veces, las cosas imposibles, suceden.

En todo concurso debe haber un perdedor.


   "No quería oír la verdad. No quería que le dijeran que tenía que seguir adelante con su vida; sólo quería... En realidad no sabía lo que quería. Era feliz sintiéndose desdichada. Le parecía lo más apropiado." FRAGMENTO DEL LIBRO ‘POSDATA: TE QUIERO”

    No, no quería hacerlo. ¿Para qué? ¿A caso tenía algún motivo para seguir hacia delante? ¿Para seguir hacia delante sin él?
    Ella era feliz así, en su mundo. No necesitaba que nadie le ayudara, ni que nadie le dijera lo que tenía que hacer, porque ella quería seguir de esa manera. Había decidido detener el mundo, bajarse hasta nuevo aviso, y no quería saber nada más. No quería reproches ni lágrimas, no hasta que tuviera un motivo lo suficientemente consistente para volver a subirse. Mientras no lo encontrara nadie podía obligarla a continuar. Ella había elegido, y había aceptado las consecuencias. Sabía que si esperaba demasiado no podría volver a ver a sus seres queridos, sabía los miedos que iban a producirse en ella al quedarse sola. Bueno, sola, eso es lo que pensábamos los demás. Ella sabía que no estaba sola, que él, desde dónde quiera que estuviera, pensaba en ella cada noche. Pero nosotros también lo hacíamos, fuimos los que más la apoyamos, aunque creo que yo fui el único que la entendió de verdad.
   Tal vez ahora viva mejor allí. O de eso me intento convencer cada maldito día que paso sin ella. No soy capaz de olvidar su maravillosa sonrisa, esa que alegraba el día a cualquier persona, ni su insondable mirada, que por muy transparente que fuera, siempre escondía algún secreto. O cuando se enojaba porque no le salían los planes como ella esperaba. La verdad es que ésto era de esperar. Siempre fue una chica que lucho por todas y cada una de las cosas que quiso. Ella se ponía una meta, ella se enfrentaba a esa meta y ella lograba su meta. Pero esta vez seguramente se le fue de las manos. Ya no era una niña jugando al amor.
    No puedo sacarme de la cabeza su llanto y sus lágrimas, su mal vivir cada día que pasaba, y todo por un error. ¡Vamos señores, la gente comete errores! ¡Seamos sinceros, la gente se equivoca!
Seguramente él también se equivoco al hacerle tanto daño, al dejarla escapar. Seguramente él ni piense en ella, ni siquiera tenga consciencia de toda la destrucción que causó en tantas y tantas personas, todos los que la queríamos.
    Pero de poco sirve recriminarle todo lo que hizo mal, y todo lo que dejó por hacer. Quiera aceptarlo o no, él es la única persona que puede devolvérmela, y tarde o temprano, se acabaría yendo otra vez.


    "Nuestro amor durará siempre, es para siempre. Pero no funciona. Por eso siempre será romántico, porqué es un amor inalcanzable." (Vicky Cristina Barcelona)

• Recuerdos, grandes y fantásticos recuerdos.


- ¿Dónde me vas a llevar?
- ¡Aaah! Es un secreto.
- ¡Venga cuenta!
- A un mundo ideal, ¿y sabes qué lugar es un mundo ideal?
- No, ¿cuál?
- Cualquier lugar en el que tú estés conmigo mirándome a los ojos, y prometiéndome que ese momento nunca se va a acabar...
- Te quiero...
- Y yo amor.

"Todo por volver a esos momentos, todo a cambio de un segundo juntos, porque cuando todo empieza a ir mal lo único que deseo es volver a tu lado y abrazarte fuerte..."

sábado, 15 de enero de 2011

Suave como una nube. Frágil como el cristal.


    ¿Entiendes esos días en los que estás triste, afligida, mustia, y no sabes por qué? Miras el reloj y ves que no pasan los minutos. Crees que te vas a quedar encerrada en ese instante para siempre. Buscas en tu mente algún remedio para salir de esa burbuja en la que llevas encerrada tanto tiempo. Buscas recursos, medios ilimitados para pasar página. Para evitar que tu mente vuelva a caer en los recuerdos del pasado, esos que no te dejan vivir.
    Pero lo peor llega al anochecer, cuando supones que no te quedan fuerzas, que ya no tienes más temas en los que pensar, que ya no tienes más acciones por las que sentirte culpable. Te tumbas en la cama y observas el techo, le das rienda suelta a tu cabeza, a tu imaginación, a tus recuerdos. Piensas en el pasado, en los momentos en los que fuiste plenamente feliz y que no supiste valorar a tiempo. Meditas sobre los días no tan felices, sin darles la importancia que les diste en aquella época ya pasada.
    Después desvías tu mirada hacia la pared, y ves una foto, la boda de tus abuelos. Piensas en el futuro, intentas imaginar como irán las cosas, e inevitablemente, vuelves a caer en el presente. En tu presente, en ese horroroso momento que estás viviendo. Te empiezan a caer lágrimas de los ojos, otra vez. No puedes impedirlo. No eres feliz. Y te sientes estúpida, no por llorar por nada, sino por llorar por alguien que no se merece tus lágrimas. Por estar día y noche pensado en todo lo sucedido.
    Intentas creer que hay más sujetos en el mundo como tú. Te sientes la persona más insignificante del universo, como si fueras de cristal, un cristal muy fino muy fino, vulnerable a cualquier brisa de aire. Te sientes débil, demasiado ligera. Frágil. Tienes miedo, mucho miedo. Entonces cierras los ojos, los aprietas muy fuerte. Te adormeces. Intentas hilar tu futuro tal y como desearías que fuera. Vuelta a la normalidad. Una vida perfecta. Pero te acabas durmiendo, y sueñas. Regresan esas pesadillas que deambulan cada noche por tu mente. Que te acechan desde aquella tarde.
    “Otra mala noche”, piensas. Pero sabes que llevas ya demasiadas noches nefastas. Duele.
    “Solo un mal día”, te dices a ti misma. Pero sabes que mañana volverá a ser otro día exactamente igual a los anteriores. Intentas olvidar la noche de ayer. Creer que es algo lejano, distante, pasado. Sientes el pesar.
    “Solo fue un mal día”, te repites una y mil veces. Otro golpe contra la realidad.
    Procuras sacar la mejor de tus sonrisas para enfrentarte al mundo otro día más. Pero sabes que tus fuerzas están siendo consumidas por el dolor. Por la pérdida.
    “Solo fue un mal día”, insistes. Te compadeces. Tortura.

"Querida, eres tan inmadura. Crees que al decir lo siento todo el pasado puede corregirse." (Lo que el viento se llevó)

Nunca digas nunca.

Cuadro Casa de Vacas, Parque del Retiro. Madrid, 03 de Enero del 2011.

    La Real Academia define la palabra imposible como algo que no tiene capacidad ni mecanismos para llegar a ser o suceder. Y define improbable como algo que no se funda en una razón prudente. Puestos a escoger, a mí me gusta más la improbabilidad que la imposibilidad, como a todo el mundo supongo. La improbabilidad duele menos y deja un hueco a la esperanza, a la ética, a la confianza, a las promesas, al amor… Las relaciones no se fundan en una razón prudente, ni juiciosa o moderada, por eso no me gusta hablar de amores imposibles, sino de amores improbables. Puesto que lo improbable es, por definición, probable. Lo que es casi seguro que no pase es que puede pasar, y mientras haya una posibilidad, media posibilidad entre mil millones de posibilidades de que pase, vale la pena intentarlo.
     Nunca piensas que puedes caminar sobre fuego, volar, o pasarte días y días debajo del agua. Nunca piensas que puedes quemarte, caerte o ahogarte. Nunca piensas que tienes la fuerza para volver a intentarlo, hasta que llegas al punto de no retorno, ¡ya lo estás intentando! Pero tienes que luchar siempre. Cada vez que caigas, volver a levantarte. Y si vuelves a caer, ponerte en pie de nuevo. Tienes que tener confianza en tí mismo, tienes que saber que eres lo suficientemente fuerte como para escalar esa montaña, y allí de verdad poder sentirte libre. Volar.
    Sencillamente, cuando tu corazón impacta, ya no hay vuelta atrás.
    Vale la pena intentarlo, así que nunca digas nunca.

"Para hacer realidad un sueño hay que saber esperar, reflexionar, tener paciencia. Desde que vive en el faro, Alex mira constantemente el reloj como si fuera una especie de reclamo para Nikki, pero lo bonito del amor es que no es fruto de ningún cálculo." (Perdona si te llamo amor)

jueves, 13 de enero de 2011

Es fácil ganar. Cualquiera puede ganar.

 
- Y si no puedo querer... ¿qué? ¿Y si soy como un peón de ajedrez? Que su máximo movimiento en el amor es un pasito adelante, solo un pasito hacia adelante. Que no soy como las torres, ni como los alfiles ni como los caballos, soy un peón.
- Entonces difícilmente podrás comerte a la reina.

"Si no se vive el presente no hay nada que augure que el futuro será mejor." (A single Man)

Estoy perdida.


    ¿Sabes? Llevo toda mi vida conformándome con lo que me han dado. Nunca me ha hecho falta nadie. Nunca quise pedir nada. Simplemente no lo necesitaba, era feliz con lo que tenía. Si me ofrecían hacer alguna cosa, accedía, ¿por qué no?, si a mi me daba igual y estaba ayudando a alguien con mis acciones. Si me regalaban algo, lo aceptaba, ¿por qué no?, si esa persona era feliz haciendo regalos no iba ser yo quién se lo impidiera.
   Pero apareció él. Me pedió estar a mi lado, ¿por qué no?, él iba a estar contento, yo iba a vivir experiencias nuevas, y juntos estábamos bien. Pero sin quererlo los problemas empezaron a llegar. Él empezó a necesitarme, yo a depender de él. Quería importarle más, necesitaba estar a su lado.
   Claro que he pedido cosas, cosas innecesarias, ¿quién no ha querido un juguete por Navidad?, ¿o quién no ha solicitado la ayuda de un amigo? Pero que lo pidas no quiere decir que lo necesites, ¿no? Habríamos podido vivir perfectamente sin ese juguete y habríamos podido solucionar ese problema nosotros mismos.
Yo he llegado al extremo de no poder vivir sin esa persona. Y sí, pensareis que es un exageración, pero, se de lo que hablo. Esto no es vivir, es sobrevivir.
   Somos lo suficientemente fuertes como para luchar por nuestros sueños, y conseguirlos. Solo hace falta confianza, esperanza y ganas de seguir hacia adelante.
   Pero amigos, hay momentos en la vida que no tienes ganas ni fuerzas de vivir, porque sabes que te falta algo y estas completamente seguro de que no vas a ser capaz de seguir tu solo el camino.
  Ahora me estoy ahogando en un pozo, ese que yo misma cree. Grito, y la gente me oye, pero no son capaces de sacarme de allí, no tienen la suficiente fuerza. Algún día él me sacará, o quizá sea capaz de salir yo sola.
   Te repito que no había pedido nada nunca, hasta ahora, que te pido que no te alejes de mí.

"No estoy loca, simplemente veo la realidad de una manera diferente a la de los demás. Y se que encontraré a alguien que la vea como yo"

miércoles, 12 de enero de 2011

Porque te lo mereces más que nadie.

- La verdad es que desde que te ví por primera vez nunca he sabido como acabaría todo, es más, lo único que sé con certeza es como empezó todo. Te quiero, y lo sabes.

¿Es posible ser feliz?



   Felicidad… ¿qué es exactamente la felicidad? ¿Un sueño, una meta, un deber o derecho, una opción? ¿Y cuál es el camino que hay que tomar para encontrarla? Partamos de esta definición:

"La felicidad es un estado de ánimo que se produce en la persona cuando cree haber alcanzado una meta deseada y buena. Tal estado propicia paz interior, un enfoque del medio positivo, al mismo tiempo que estimula a conquistar nuevas metas. Es definida como una condición interna de satisfacción y alegría."

   Según nuestro querido Aristóteles la felicidad es el fin de todo ser humano, la cima de la montaña. Es decir, es opcional, si quieres realizarte como persona deberás escalar esa montaña, pero tu eliges si seguir hacia delante o no. Entonces, ¿pueden obligarte a ser feliz?
   Existen muchas teorías sobre la postura del filósofo, muchas que la corroboran, como Séneca, y otras muchas que no. Pero pensándolo bien, ¿a caso hay algo en nuestra vida que importe más que la felicidad? Fíjense que no estoy clasificando, nuestra felicidad o la del prójimo. Hay mucha gente que antepone el dinero, el placer, el miedo, incluso la felicidad de los demás a la suya. Pero si lo hacen será porque creen que es lo correcto. Todos somos personas, y por lo tanto, todos somos libres de tomar nuestras propias decisiones.
   Pongámonos en el caso de que nuestra felicidad sea un puzzle. Cuando nacemos la vida nos entrega unas pocas piezas, que representan a nuestros seres queridos, los más cercanos. Nosotros también somos una pieza, una de las más importantes del puzzle de nuestros padres. Poco a poco vamos incluyendo piezas que representan a nuestros amigos, mascotas, familiares… Y al entrar en la adolescencia incorporamos unas piezas muy especiales. Llega nuestro primer amor, el segundo, el tercero… Cada amor es una pieza, que encaja perfectamente con nuestras otras piezas, pero que no sabemos sí va a encajar con las siguientes… ¿entonces? Cuando una pieza encaja a la perfección, y la siguiente pieza no encaja, ¿que cambias? ¿Cómo saber si esa pieza hay que cambiarla de lugar o reemplazarla por otra? A lo mejor esa pieza no estaba destinada a estar en ese sitio y la colocamos mal. O incluso puede que esa pieza sobre en nuestro puzzle. Pero llegando a lo más grave… ¿qué pasa si pierdes una pieza? Habrá más piezas que la reemplacen pero, ¿y si no las encuentras?
   La vida es un camino, y nosotros somos los que decidimos hacia dónde ir. Nosotros seleccionamos cada pieza que va a ocupar el espacio de nuestro puzzle. Creo que la vida es corta, sí, pero a su vez es lo suficientemente larga como para probar, equivocarse, y rectificar, porque “rectificar es de sabios", y sí, los sabios también se equivocan.
   No somos seres perfectos.

"Nunca es demasiado tarde para una segunda oportunidad en la vida." (Noches de Tormenta)

Sólo soy una chica, delante de un chico, pidiéndole que la quiera.

- Los actos hechos están y ya de nada sirve arrepentirse. Has hecho lo que creiste correcto, lo podias haber hecho mejor o peor, de día o de noche, con unas personas, con otras, o sola, podías haberlo hecho un día u otro... esperar un poco más, haberlo hecho antes o no hacerlo nunca. Pero ya está, ya lo has hecho, ya no hay tiempo para arrepentimientos, ni para perdones, no puedes levantarte y hacer que todo sea diferente y que al día siguiente sea ese día y puedas cambiar tu futuro, tu actual presente. Cuando el daño ya está hecho poco se puede hacer, no puedes volver a pedir perdón cuando no hay nadie que pueda perdonarte, ¿sabes?, las has cagado bonita y ahora te toca sentirte a ti así y lo peor de todo es que ya no puedes sentirte de otra forma.
¿Recuerdas la frase de lo de a lo hecho pecho? Pues empieza de cero, vuelve a sonreir, a salir, a ver que la vida es un juego y quien no juegue... está perdido. Que todo pasa y todo llega y si esto te hizo falta para darte cuenta de las cosas, algún día lo verás como un error caro, pero necesario.

"Porque el amor cuando no duele, mata. Porque amores que matan, nunca mueren."

martes, 11 de enero de 2011

Noches de tormenta.


- No se cómo ni por qué ha ocurrido, pero creo que estaba escrito que yo debía venir aquí -dijo él-. Para conocerte. Durante años he echado de menos algo en mi vida, pero no sabía el que. Y ahora lo sé.
Ella cerró los ojos.
- Yo tambien -susurró.
Él le besó el pelo y luego apoyó la mejilla en su cabeza.
- ¿Me echarás de menos?
Adrienne se obligo a sonreir.
- Cada instante de mi vida.

"Un fin de semana cambió mi vida para siempre." (Noches de tormenta).

No somos perfectos.

                                                             Fuente del Paseo del Prado. Madrid, 5 de Enero del 2011

     De repente veía a todas esas parejas, agarradas de la mano, ¿sabes?. A todas esas personas que se querían, con sus problemas y sus discusiones diarias, se querían. Y no podía soportarlo. No podía aguantar sus risas, cómo se miraban, cómo se hablaban, cómo se tocaban mientras gritaban al mundo que se lo perdonarían todo. Me horroriza verlos. Tengo miedo de pasear un día cualquiera, perder la cabeza y gritarles a todos esos cabrones que dejen de quererse, que el amor no es para siempre, que me duelen sus historias, que paren. Tengo miedo de perder la cabeza. Tengo muchísimo miedo. Noto que suben las palabras a mi garganta, que todo lo que quise y no pude decirte ahora quiero decírselo a ellos y tengo que apretar fuerte los dientes para que no piensen que me he vuelto loca desde que no estás conmigo.

"No importa con quien llegues, sino con quien te vas." (Noche de graduación)

lunes, 10 de enero de 2011

El viento...

                                                     Edificio Metrópolis. Madrid, 5 de enero del 2011.

     ¿Me haces un regalo hoy? Me gustaría levantarme de la cama y encontrarme una rosa. Roja no. Blanca. Pura. Para escribir en ella como si fuese una página nueva. Una rosa dejada por alguien que piensa en mi y a quien todavia no conozco. Lo sé. Un contrasentido. Pero me haría sonreir. La cogería y me la llevaría al instituto. La dejaría apoyada en el pupitre, sin más, sin decir nada. La dejaría alli toda la mañana. Después, a última hora, arrancaría uno a uno los pétalos y, con un rotulador azul, escribiría letra a letra, una sola en cada pétalo, la frase de aquella canción tan bonita: " Entre los obstáculos del corazón hay un principio de alegría que me gustaría merecer...", y después tiraría los pétalos por la ventana. El viento se los llevaría. Podía ser que alguien los encontrase. que volviese a ponerlas en orden. Que leyese la frase. Y que me viniese a buscar.

Hay un tipo de amor que te lleva a creer que todo es posible... quiero que sepas que puedes sentir eso. (Noches de tormenta)

Suspensión temporal de la realidad.



- No, yo no voy hacia atrás, simplemente no ando hacia delante. ¿Qué pasa? Todos tenemos derecho a hacer una pequeña parada en nuestra vida.
- Todos podemos parar el mundo y bajar de él, enfrentándonos después a las consecuencias. Pero dime, ¿qué consigues?, ¿qué pretendes obtener encerrándote en el pasado?
- El problema es que no hay pasado. Todavía no.
- ¿Y que vas a hacer?, ¿quedarte aquí, medio muerta, esperando? ¡Esperando sin saber si merece la pena! ¡Esperando sin ni siquiera saber lo que esperas!
- Se lo que espero, y tu también lo sabes. Ya no hay vuelta atrás, solo tiempo, solo espera...


- Sentir dolor es inevitable. Sufrir es opcional. (M. Kathleen Casey)

- Puedo resistir todo menos la tentación. (Oscar Wilde)